SEXTO ATRACTIVO: LOS MOLINOS DE SANTIBAÑEZ ZARZAGUDA

Aunque la publicación de este artículo se ha retrasado, proseguimos una semana más nuestro viaje por el Valle de Santibañez, trasladándonos nuevamente a la localidad de Santibañez Zarzaguda. En esta ocasión, no visitaremos la iglesia de San Nicolás de Bari, sino los dos preciosos molinos con los que cuenta esta localidad. Cabe decir, que el estado de conservación de estos dos molinos, es excelente, ya que han sido restaurados recientemente. A estos dos molinos se les conoce con el nombre de molino de Villaniego y molino de Somovilla.
Vista general del molino de Villaniego
Nos desplazamos primero a conocer el molino de Somovilla, el cual se sitúa dentro del núcleo de Santibañez. Lo primero que nos llama al atención, es como la rehabilitación de este edificio, ha sido muy buena, y como su entorno también ha sido muy cuidado (se limpió el cauce, se plantaron árboles, se colocaron junto al cauce antiguas piedras de lavar para remomerar esta actividad..). El molino de Somovilla se asienta sobre el cauce del río Molinar. Gracias a la Asociación de Propietarios de Tierras de Santibañez, la rehabilitación de estos dos molinos ha sido posible recuperar alguna de las tradiciones de Santibañez Zarzaguda. 
Vista general del molino de Somovilla
Tuve la oportunidad de visitar tanto el molino de Somovilla como el molino de Villaniego, gracias a que tenía unos conocidos en esta localidad, y lo cierto, es que la experiencia resultó muy interesante. Agradezco por otro lado, la oportunidad de la visita, y las detalladas explicaciones que me dieron sobre la historia y el funcionamiento de los molinos. Aspectos históricos como los turnos que se hacían para moler o el funcionamiento prácticamente ininterrumpido de  estos molinos, me resultaron muy llamativos. Por otra parte, mecanismo y la función de ambos molinos es la misma, moler el trigo, ya que no en vano, nos encontramos en una zona con gran tradición agrícola. Ambos molinos funcionan como antaño, tal y como me demostraron en una prueba que hicieron. 
Interior del molino de Somovilla (tolva...)
Por lo tanto, aunque no se dediquen ya estos molinos a aprovechar el movimiento del agua para moler trigo y conseguir harina, la función didáctica que desempeñan estos molinos es muy interesante. No es el caso del molino de Somovilla, pero el molino de Villaniego si que está siendo usado por asociaciones como Voluntared, como un recurso didáctico para que los niños comprendan y conozcan tradiciones de antaño. Podemos leer una experiencia hecha con niños en el molino de Villaniego: ARTÍCULO. Por otra parte, tal y como recoge el Diario de Burgos en una noticia del año 2012, existe un proyecto ambicioso de convertir estos molinos en el Museo Etnográfico del Pan. El proyecto en sí, esta algo parado, aun así, como ya he mencionado anteriormente si se están haciendo visitas didácticas al molino de Villaniego, por lo que si se le está dando a los molinos una utilidad.
Interior del molino de Somovilla (tolva...)
Una vez visto el molino de Somovilla, nos desplazamos a las afueras del pueblo, en dirección ya a la localidad de Huérmeces. Junto al margen izquierdo de la carretera (dirección Huérmeces), aparece el otro molino: el molino de Villaniego. De este molino poco que mencionar más lo que todo lo hablado anteriormente. La ubicación del molino en un pequeño paraje, hace un conjunto la verdad que con cierto atractivo natural, ya que este molino se enclava se podría decir más en un ambiente más natural que el molino de Somovilla, el cual esta situado en un ambiente más urbano.
Detalle de la rueda del molino de Somovilla
Poco más puedo hablar sobre los molinos de Santibañez, más que es muy positivo que los vecinos de las localidades se junten en asociaciones y luchen por defender su patrimonio, en este caso con la rehabilitación de sus molinos y la recuperación de sus tradiciones. Es cierto, que iniciativas como la creación de un museo etnográfico del pan, sería algo muy positivo, pero como pasa en la mayoría de los casos, lamentablemente esos proyectos quedan "en el cajón". Sin embargo, es bueno que iniciativas como el uso del molino de Villaniego, como un recurso didáctico para los niños. Creo que si damos usos así, lograremos no solo que la gente lo conozca, sino que se contribuirá al mantenimiento de estas edificaciones, ya que para mí seria una pena perder estos molinos y más tras la excelente rehabilitación llevada a cabo.
Vista general del molino de Villaniego
Con este atractivo sobre los molinos de Santibañez, llegamos ya el sexto atractivo del proyecto  #los7imprescindiblesdelvalledesantibañez
Despediremos este proyecto con la publicación en las próximas semanas, del último atractivo: la torre de Zúmel. Por otro lado, aunque el proyecto de publicación de artículos culmine, se llevarán acabo una promoción en las RRSS de este proyecto, y se llevaran a cabo otras iniciativas dentro de este proyecto como la elaboración de algún folleto turístico...


DATOS DE INTERÉS


*Fecha de visita: Agosto de 2016

*Localización: La localidad de Santibañez Zarzaguda se encuentra situada a poco más de 20 kilómetros de la ciudad de Burgos. Para acceder a Santibañez, la mejor opción es tomar la antigua carretera de Aguilar de Campoo (BU 622).

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Guia pdf de Burgos

Cascadas de la provincia de Burgos (parte III): Cascada de El Peñón (Pedrosa de Tobalina)

Monumentos de la provincia de Burgos (parte VI): Ermitas de Tobera (Ermita de Santa María de la Hoz y ermita Cristo de los Remedios)

Desfiladero de los Hocinos

Cascadas de la provincia de Burgos (parte II): Cascada de Tartalés de los Montes